Magic cake o bizcocho mágico

domingo, 2 de junio de 2013

Magic cake o bizcocho mágico

24 Comentarios ,

90 minutos 7/8 raciones Dificultad:

  • Leche: 500ml
  • Huevos: 4
  • Mantequilla: 125g
  • Azúcar: 150g
  • Harina todo uso: 115g
  • Aroma de vainilla: 1 cucharada
  • Azúcar glas: Decoración

La primera vez que vi este magic cake o bizcocho magico en Pinterest me encantó, pero cuando la hice y la probé me enamoró, ¿por qué? Pues porque hacemos un bizcocho y al hornearse se separa en tres capas diferentes, la de abajo tiene la textura de una quesada, la del centro de una crema pastelera y la de arriba de un bizcocho. ¿Es o no es magia? Pues según mi hijo es ciencia, porque todo depende de las densidades ¡ya veis!

Vamos a prepararla porque es sencillo aunque parezca que no.

Como preparar el magic cake:

Los huevos los tendremos que tener a temperatura ambiente, si están en nevera sacar unas horas antes.

La preparación se puede hacer con varillas manualmente, pero os aconsejo que lo hagáis con varillas de montar eléctricas, ya que os facilitará el trabajo.

  • Separar las claras de las yemas.
  • Montar las claras a punto de nieve con una pizca de sal (montarán mejor) reservar.

Bizcocho mágico

  • Montar las yemas con el azúcar y la vainilla hasta que quede una crema.

Magic cake

  • Añadir la leche, la mantequilla derretida, y seguir mezclando hasta que se integre bien todo.
  • Sin dejar de montar ir añadiendo la harina tamizada hasta que esté bien integrada toda en la mezcla.
  • Añadir a la mezcla anterior las claras montadas.
  • Ir mezclando con cuidado y con movimientos envolventes, pero ya con varilla manualmente para que las claras no se nos bajen.
  • Si el molde no es de silicona, untar con mantequilla y espolvorear con harina, echar la mezcla y hornear.

Horno precalentado 150º / Hornear 50/60 minutos. Cuando hayan pasado  50 minutos pinchamos con algo fino para ver si está, si sale limpio está cocinado.

Consejos:

  • El molde que elijamos no tiene que ser muy ancho, es mejor que sea alto para que luego se diferencien bien las tres capas. Yo utilicé uno redondo de tarta desmoldable, pero se puede utilizar uno que no lo sea, ya que es un bizcocho que no hay que darle la vuelta.
  • Dejar enfriar bien, meter en la nevera sin desmoldar.
  • Dejar en el frío y sin tapar de un día para otro para que tome consistencia (está más rico).
  • Cuando se vaya a servir espolvorear azúcar glas por encima ¡Y veréis que cosa más rica

 

Pin It

24 comentarios

Deja un comentario