Bizcocho básico de almendras y azahar

lunes, 10 de noviembre de 2014

Bizcocho básico de almendras y azahar

4 Comentarios ,

45 minutos 6/7 raciones Dificultad:

  • Harina de repostería: 100 g
  • Azúcar: 100 g
  • Huevos: 220g aprox.. Sin cáscara
  • Mantequilla: 50 g
  • Aroma de azahar: 1 cucharada
  • Naranja: Ralladura
  • Almendra laminada: 50 g

Mira que me gusta este bizcocho básico, porque al estar combinado con almendras y azahar lo convertimos en uno no tan básico pero riquísimo igual, la verdad es que soy fan de todos los bizcochos, tanto si los queremos para hacer tartas, o como desayunos, meriendas…  Todos son estupendos.

Y digo que soy fan de todos los bizcochos porque los podemos preparar enriqueciéndolos con frutas, frutos secos, aromas diferentes y aunque la base siempre sea la misma, si los combinamos con esos u otros ingredientes se convierten en bizcochos totalmente diferentes.

 Como preparar el bizcocho con almendras:

  • De los cuatro huevos separar tres claras.
  • Montar esas claras a punto de nieve con una pizca de sal (montan mejor). Reservar.

Bizcocho almendras

  • En un bol grande montar el huevo entero con las tres yemas y el azúcar, hasta que la mezcla haya aumentado de volumen y esté blanquecina.
  • Añadir la ralladura de naranja, el azahar y la mantequilla punto pomada (blanda, pero no líquida). Mezclar ya con espátula, no hace falta seguir montando.
  • Ir echando poco a poco la harina tamizada e ir integrándola con una espátula o cuchara de madera, con movimientos envolventes para evitar que la mezcla nos baje.
  • Cuando esté la harina bien integrada echar inmediatamente las claras que teníamos reservadas.
  • Mezclar con movimientos envolventes, así evitaremos que nos bajen las claras.
  • Echar en el molde que hayamos elegido, colocar las almendras laminadas encima, y espolvorear azúcar.

Precalentar el horno a 180º/ hornear 25 minutos con la rejilla en el centro. Pinchar para comprobar, si sale limpio está bien hecho.

Consejos:

  1. Al no llevar levadura los huevos tienen que estar muy bien montados para que el bizcocho salga esponjoso, para comprobar si los huevos están bien montados hay que hacer un ocho con la mezcla, si se queda firme es que están bien montados, si no hay que seguir hasta conseguirlo.
  2. Si veis que cuando os toque añadir las claras montadas se os han bajado un poco, volver a montar hasta que al poner el bol boca abajo no se caigan.
  3. Una ver horneado el bizcocho apagar el horno y dejarlo dentro con la puerta entreabierta, así no habrá un cambio brusco de temperatura y el bizcocho no se hundirá.

 

 

 

Pin It

4 comentarios

Deja un comentario