Tallarín salteado con gulas al ajillo

miércoles, 13 de marzo de 2013

Tallarín salteado con gulas al ajillo

6 Comentarios ,

30 minutos 4 personas Dificultad:

  • Tallarines: 200g
  • Gulas: 200g
  • Ajo: 2
  • Aceite de oliva virgen extra: 4 cucharadas
  • Guindilla cayena: 1
  • Perejil: una cucharadita

 La pasta y en especial el tallarín  la podemos combinar con cualquier ingrediente, ya sea carne, pescado, marisco o cualquier salsa que se nos ocurra, porque lo admite todo, estos tallarines son un receta muy sencilla de hacer, por lo que no hay pretexto para no cocinarlos, da igual que no sepas cocinar o cocines poco, porque ésta receta la puede hacer cualquiera, y aunque veáis que es muy simple, en su simpleza está lo bueno, y otra cosa interesante es que no le aportamos excesiva grasa, por lo que nos sirve muy bien para conservar la línea, todo es bueno, así que a cocinar se ha dicho.

Esta misma receta la podéis preparar con cualquier tipo de pasta, da igual que sean tallarines como en ésta, o cualquier otro tipo de pasta, queda muy rica con todas, e incluso si no os gustan las gulas las podéis sustituir por gambas o también sin nada, simplemente a lo pobre con ajo, perejil  y guindilla.

Propiedades nutricionales de la pasta:

  • Contiene grasas saturadas
  • Tiene 359 calorías por 100g.
  • Alto contenido en carbohidratos.
  • No tiene colesterol.
  • Tiene Proteínas y grasa.
  • Vitaminas del grupo B, vitamina E y K.
  • Minerales como calcio, hierro, potásio, sodio, selenio.
  • Tiene azúcar.

 

Como preparar el tallarín:

  • Cocer los tallarines en abundante agua con sal, pero procurar que no queden excesivamente blandos, ya que después los tenemos que terminar con las gulas.
  • Cuando estén cocidos escurrir y enfriar.
  • Echar el aceite en una sarté honda, después tendremos que mezclarlo todo, cuando esté caliente echar los ajos picados o a rodajas y la guindilla.
  • Dejar que se doren, añadir las gulas, dar una vuelta para que se calienten sólo.
  • Añadir los tallarines, envolver bien para que se repartan las gulas y se mezclen los sabores, servir inmediatamente.

Lo bueno de este plato es que podemos tener las dos preparaciones listas con antelación, y en el último momento juntarlas, calentarlo y ¡a comer!

Pin It

6 comentarios

Deja una respuesta