Guisantes en salsa con huevo y jamón

lunes, 12 de marzo de 2018

Guisantes en salsa con huevo y jamón

Deja tus comentarios ,

60 minutos 3 personas Dificultad:

  • Guisantes: congelados 500g
  • Cebolla: 75g
  • Jamón serrano: 50g
  • Huevos:
  • Agua: 600ml
  • Vino blanco: 1/2 vaso
  • Aceite de oliva virgen extra: 5 cucharadas
  • Harina todo uso: 1 cucharada

Esta receta de guisantes en salsa con huevo y jamón es un clásico en mi cocina, fue una de las primeras recetas que aprendí a cocinar, es muy sencilla y rápida de preparar, por lo que es perfecta para principiantes, y para los que no tengáis mucho tiempo de cocinar.

Lo bueno de esta receta es que con pocos ingredientes sale una comida o cena riquísima, además comemos legumbres y huevo con muy poca grasa, la única pega que se podría poner es que la salsa tiene un poco de harina para que espese, pero si se quiere suprimir se puede, no queda igual el guiso, pero es posible esa opción, de todas formas y aparte de eso, nos queda una comida muy sana, ya que todo es cocido.

 

Como preparar los guisantes:

  • Picar la cebolla a trocitos pequeños.
  • Picar el jamón a trozos según gusten de grandes.

Guisantes en salsa

  • Echar en una sartén o cacerola el aceite de oliva virgen y dejar calentar.
  • Echar la cebolla, una pizca de sal y la cucharada de harina.
  • Bajar el fuego a la mitad y dejar rehogar hasta que dore la cebolla.

Añado la harina al mismo tiempo que la cebolla porque después la salsa sale más rica, es un truco de mi madre, que borda las salsas.

  • Cuando esté dorada la  cebolla echar el vino, dejar evaporar unos segundos, echar el jamón y el agua.
  • Dejar que empiece a cocer, añadir los guisantes, dejar cocer a fuego mínimo y tapados hasta que estén tiernos, unos necesitan más cocción que otros.

Rectificar de sal durante la cocción si fuera necesario, ya que al echar el jamón hay que tener cuidado.

  • Cuando estén tiernos los guisantes cascar sobre ellos los huevos, uno o dos por persona, y dejar cuajar, siempre tapados, a gusto

Es mejor comer el guiso recién cuajados los huevos, por eso podéis tener preparados los guisantes y cuajar los huevos en el último momento.

 

 

Pin It

Deja un comentario